Una deliciosa sopa de cebolla

A cocinar se ha dicho, en esta época de frías noches es la protagonista perfecta para una cena de lujo.

Adorada por muchos y no tanto por otros, pero si puedo decir que esta dentro de mi top de sopas favoritas, así como lo era de mi abuelo Teo pero claro él probaba solo esta que hacía mi abue Marina, así te honro un tributo hoy mi abue extrañada.

Es muy sencilla solo que se toma mucho tiempo el proceso, alrededor de unas 2 horas, y sin asustarse lo que toma mucho tiempo es la caramelización de las cebollas. Pero sin mucho tiempo más por esperar los ingredientes son:

4 o 5 Cebollas blancas medianas. 1 diente de ajo. 2lts de caldo o fondo de carne. 2 cds de harina. 100ml de vino bianco. 70gr de mantequilla. Tomillo, laurel y nuez moscada. Sal y pimienta. Pan. Queso gruyer y parmesano.

Para iniciar pelar y cortar las cebollas en juliana; en un sartén amplio colocar la mantequilla y esperar que se derrita, una vez empiecen las burbujas agregar las cebollas, moviéndolas para que se impregne la mantequilla bien y dejarlas unos dos minutos sin mover, empezará a perder su volumen como parte del proceso, ir moviendo y si vemos que empiezan a quemarse los bordes vamos agregando un poco de agua en el fondo y así se repite este procedimiento hasta que tomen color y textura, aproximadamente unos 45 a 60 minutos para que se caramelicen, todo a llama baja.

Cebolla picada en juliana y el brodo

Mientras tanto preparamos un fondo de carne y reservamos.

Una vez listas la cebollas escurrimos el exceso de grasa, y agréganos la harina moviendo para que se impregne en cada una y se tueste muy ligeramente unos 2 minutos como máximo. Agregamos el vino blanco y dejamos por 1 minuto, para luego agregar en la olla con el fondo de carne, más las especies, tapar y dejar cocinar unos 45 minutos aproximadamente. Mientras rebanamos el pan y rallamos el queso para el gratinado final.

Antes y después del gratinado

Una vez lista la cocción final de la cebolla y corregida la sal servir en los cuencos aptos para el horno, finalizamos cubriendo la sopa con el pan y por último el queso rallado para el gratinado perfecto, unos 15 minutos o hasta que el queso empiece a tomar un sabroso color tostado, ojo, aunque se nos queme.. y lo que queda es servirla estando aún muy caliente y disfrutarla.

Aunque la luz no me ayudo … el sabor era espectacular

Espero que la preparen y me cuenten que tal. Buon Apetito

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s