Etiqueta: UnaChamaEscribiendo

¿ Que quien soy ?

Como quien regresa a este espacio tan querido y al mismo tiempo abandonado por mucho tiempo … hoy me comprometo para retomar estas páginas y llenar de experiencias, de sentimientos, vivencias y maravillas.

Inicio compartiendo un poco de quien y como soy, porque las personas dicen o creen conocerme por aquello que escucharon, repitieron, por lo que vieron o lo que yo les permito ver en mis redes y por aquello que creen es verdad y en realidad no lo es. (italiano sotto ⬇️)

Me presento en este #GetToKnowMebetter # 1

1- Soy Venezolana como el alma llanera y viví en Ecuador muchos años, ahora estoy en Roma desde finales del 2016.

2- Soy hija única pero tengo 3 hermanos y una hermana, mi little Sis … 😊 cosas de adultos 😁

3- Tengo un hijo y no vive conmigo, y eso no me convierte en una mala madre como dicen por ahí… se que les cuesta creer pero ahí va la siguiente.


5- tengo 40 años…. Y si diré gracias por sus halagos de la edad 🤪

4- Soy un pequeño escorpión de 1,65cm leal, timida, y frontal, a veces sin filtros… que puede ser súper cortante o distante y luego cursi y empalagosa.


Hoy este primer encuentro lo dejamos hasta aquí.. Porque los defectos merecen un único post 🤪

  • 🇮🇹 Le persone credono conoscermi…. per qualcosa che ha sentito, quello che hanno ripetuto …. insomma pensano sapere chi sono soltanto di quello che ho permesso vedere sui social.

Mi presento con questo #conosciamoci
1- Sono nata e cresciuta in Venezuela, ho vissuto in Ecuador tanti anni ed ora mi trovo a Roma dal 2016.
2- sono figlia unica… però ho 3 fratelli e la mia piccola sorellina … roba di adulti 😅
3- Ho un figlio che abita in Ecuador. Certo lo so che sembra strano alla mia età… questo mi porta alla siguiente.
4- Ho fatto 40 anni …. grazie dei complementi 🤣
5-Sono una piccola scorpione, 1,65 di altezza, leale, timida e frontale, a volte senza filtri 🙈 posso essere molto distante e poi la donna più coccolosa del mondo. .
.

Sonríe a pesar de las dificultades

Ser feliz a pesar de las dificultades✨ “El arte de ser feliz está en el poder de extraer felicidad de cosas comunes.” Frase de Henry Ward Beecher

A todos, en cualquier parte del mundo de forma directa o indirecta, estamos viviendo una situación muy difícil, tenga que ver con la salud nuestra o de un ser querido, por el trabajo o falta del mismo, a causa del distanciamiento de quienes más queremos y/o una situación emotiva o física que nos esté aquejando ahora mismo; sea la que fuera recordemos que nos somos los únicos y solo depende de nosotros convertir este problema en sufrimiento, ya que esta es una elección personal.

En esta vida desde que nacemos nos encontramos en un constante aprendizaje; hagamos un poco de memoria ejemplos específicos.

Aprendimos a levantar la cabeza, a sentarnos, a caminar y a correr, nos caimos, golpeamos y con dolor nos levantamos ¿y nos rendimos? ¿dejamos de seguir intentándolo o sonreír? luego aprendimos andar en bicicleta, otros a esquiar, andar en moto, a cantar y bailar, y lo más extremo usar lo palillos para comer sushi, ¿y que tal estamos hoy? unos haciendo maratones, otros paseando, comiendo hasta más no poder con palillos o son estos pero contentos y disfrutando.

Todo en esta vida, requiere un aprendizaje.

Por eso hoy los reto a resaltar lo positivo de las situaciones negativas, empezando con una sonrisa 😃cada día, porque de verdad en medio de esta emergencia sanitaria, de este mal común busquemos los aspectos positivos de estar en casa, de estar donde estamos y con quien estamos, porque si comparamos con tantos otros somos muy afortunados de tener con que comer, aunque sea limitado, de tener donde hacer la cuarentena aunque esta habitación sea pequeña y sin balcón, porque tenemos como tecnología para conectarnos con quienes están lejos, y porque tenemos salud a diferencia de quienes están enfermos.

Dale que estos días sean para agradecer, cada mañana o noche porque si nos ponemos a pensar tenemos tanto para hacerlo sin excusa cada día.

Luego 20 días en aislamiento social.. y contando !

Y sí, solo 20 días porque para en todo el territorio italiano se amplio el lockdown el lunes 9 de marzo y para mi inició el martes 10, aunque días anteriores a este decreto oficial ya estábamos evitando lugares con aglomeraciones, y usando el metro y transporte publico con mucho cuidado y todas las precauciones posibles.

Pero bueno aprendiendo a convivir conmigo misma dentro de 4 paredes no ha sido difícil, porque se entiende que la situación es una emergencia; pero si he organizado mi semana, arme rutinas semanales entre el SmartWorking, cursos online, ejercicios, empece a meditar y obviamente seguí cocinando; pero debo decir que arme el típico calendario como aquel de la época escolar con los días de la semana, hora y materias que me tocan y así respeto mientras sigo una rutina para no caer en la demencia, aburrimiento o un poco de locura.

Me gustaría saber que opinan ustedes, porque también ha sido un momento de reflexión para mi y se que para muchos, momento de vivir pa’dentro como se podría decir. Un momento para reconectarnos con nuestro yo interno, con nuestra familia, porque si aunque estamos en continua negación no hemos tenido una correcta comunicación en casa, con nuestros hijos, parejas, padres y amigos, por eso nos está costando tanto el permanecer todos juntos… la diferencia es que ahora con la ventaja de la tecnología, o no se acuerdan cuando 20 años atrás habían paros, o cuando en período de vacaciones nos alejábamos de nuestros hogares sin tecnología, celulares ni internet.

Además ha sido un STOP para que la madre naturaleza también respire, se recargue, se cure a tanto daño causado por nosotros sin medida.

Creo que es momento de aprovechar y aceptar lo negativo de la situación, pero también de sacar partida a lo positivo, quienes pueden estar junto a su familia piense en quien está lejos de la suya, quien puede realizar trabajo desde casa piense en quien perdió el suyo; quienes se quejan porque no pueden salir a la calle a correr a pasear piense en quien no puede salir a cuidar de su ser querido enfermo y peor aún quien no puede despedir a una persona que falleció. Antes de quejarnos paremos un momento y observemos desde afuera.

Solo espero que podamos sacar conclusiones positivas de esta terrible crisis que nos ha tocado vivir, y se que seremos mejores, y más conscientes.

…. 730 días

A veces nos encontramos sentados mirando al infinito sin tener muy claro que ocupa nuestro pensamiento en ese momento porque son tantas las cosas que nos pasan por la mente a velocidad de la luz que no retenemos momento específico alguno.

Y me encuentro desde dos años así, desde que escuché el mensaje que mi papá había dejado en el celular para informarme lo ocurrido con una de las dos personas más importantes de mi vida, mi ángel terrenal decidió expandir sus alas y mirarme desde lo alto en compañía de mi abuelo Teo.

Ese día se derrumbó un todo para mi, aunque estábamos lejos, separadas por un océano, en el continente que quisimos visitar juntas y en el país que ella quería que yo estudiase. Estoy cumpliendo nuestros sueños, y aunque dicen que nunca es tarde para mi hubiera sido mejor compartirlo contigo y caminar de tu mano por estas calles.

Y te extraño cada día, y te pienso cada noche y te recuerdo con cada café, libro, planta, flores, jugando cartas y recordando cuantas veces jugamos mirando tus telenovelas.

24 meses sin ti en este el que llaman espacio terrenal, y aunque tu estabas un poco ausente en tus recuerdos el saberte aquí me daba conforto porque no veía la hora de poder ir a encontrarte y ser yo quien esta vez te abrace y acaricie la cabeza repitiendo “mi muchachita”

Como te extraño 😔

Ser como un cactus

¿A que me refiero con este título? al modo en el que debemos actuar, reaccionar, o comportarnos en este camino llamado vida. Algo llamado Resiliencia se asemeja a esta planta; los cactus en su más íntima esencia se cubren de espinas para evitar que los dañen, pero al mismo tiempo en situaciones favorables brindan las más hermosas flores.

Son tantas las experiencias y emociones que experimentamos a lo largo del recorrido con aquellas cosas buenas y las que no lo son tanto, las caídas y golpes que hemos recibido en la vida me han permitido aprender a resguardarme con un escudo tipo cactus, cubrirnos de espinas y alejar a quienes intente hacernos daño, adecuarse a los cambios, y adaptarse a las adversidades de manera positiva.

Pero dentro de este caminar lo mejor es mantener alejadas a esas personas tóxicas, tener un margen con cosas que no nos hagan sentir cómodos o simplemente que no queramos, bloquearnos y cerrarnos con lo que no nos inspire confianza, pero también debemos ser abiertos con quien se lo merece.

Una virtud de los cactus es que conocen, respetan y protegen el cariño, las palabras y las demostraciones de cariño, por eso muy atentos que cuando recibas palabras de elogio de un cactus, no pongas en duda sus sinceras palabras, porque va a ser 100% verdadero. Piensa en esto ¿Por qué esta persona cactus se esforzaría en correr sus espinitas por un rato y dejar al descubierto su interior, tan solo para engañarte o mentirte? Su sinceridad es innegable y aunque a veces den ganas de sacudirlos para sacarles un par de palabras, de pegarles un empujón a la calle cuando huyen del abrazo o piense en soltarlos cuando siento que un poco de ternura no sería la muerte de nadie, se que lo que dicen es real, que sus sonrisas son verdaderas y que sus abrazos son los más contenedores de todos, porque bajan la guardia, corren las espinas y me dejan refugiarme con ellos.

Hay que ser como un cactus. Adaptarse a cualquier momento, tiempo y circunstancia. Ser fuerte, y aún así, nunca olvidarse de florecer.

Números mágicos .. 366, 20-20.

Un año con ciertas connotaciones que lo hacen mágico o especial, no solo porque es el 20-20 también porque es un año bisiesto, tenemos 366 días del calendario gregoriano, un día de más, 24 nuevas horas para hacer aquello que más queremos o compartirlo con quien deseamos.

Todos escribimos, pensamos o expresamos en alta voz esos propósitos para el año nuevo … iniciamos con animo y nos emocionamos realizando grandes listados que seamos honestos quedan a medias. Por ello los invito este año para realizar propósitos a corto plazo, o mejor dicho plantearnos propósitos mensuales y trimestrales para ir avanzando y creando nuevos listados cada mes.

Y así con una rica taza de café, en mi caso un americano “bollente”, cada mes a conciencia los reescribimos, los replanteamos y vamos haciendo este camino y los propósitos más reales y fáciles de llegar a cumplir.

Los nuevos 20

Llego el mes 10 del año 2019 y a pocas horas del día 30… y PUM llegar a los 40 !!! Y con esto empiezan los cuestionamientos, el mirar atrás y preguntarme ¿qué he hecho con mi vida? ¿Que estoy haciendo? ¿Para donde voy?

Mejor dicho, a punto subir este importante escalón he sido muy crítica y dura conmigo misma pensando “se pasó la vida y he perdido todas las oportunidades, deje pasar algunos trenes y ya no alcancé a hacer nada que valiera la pena.”

Este ha sido un año muy significativo, extremadamente sentido con situaciones no imaginadas; pero así son las realidades que me han tocado, vamos caminando en esta carrera llamada vida mientras seguimos avanzando en las reflexiones, en las lecciones, en lo aprendido y en todo aquello que ha quedado atrás.

Lista para el festejo, 39 años atrás.

Años pensando en este día, ¿Lo imaginé con mucho más por celebrar? Puede ser, porque hasta un viaje en mente tenía, con amigas o sola, y con tantos más para festejarlo, empezando por mi hijo que demasiada falta me hace cada día, pero la vida nos sorprende continuamente, los últimos dos años han sido difíciles en todo aspecto, y este último en particular mucho más emotivo por lo tanto que extraño las palabras de mi abue querida, también por los planteamientos, las autocríticas y las reflexiones… muchas desilusiones de personas que creía y se decían cercanas a mi teniendo que dar pasos al costado, decisiones apresuradas con sus consecuencias no tan positivas…. personas que han pasado y dejado huella para bien o mal, lágrimas de tristeza pero tantas más de alegrías.

Pero aquí estamos luego de unos últimos meses en medio de una crisis emotiva, con esa mochila pesada… hoy a menos de 24 horas de pisar ese primer escalón estoy más decidida que nunca mirar adelante y no voltear a ver o pensar en esos episodios que tanto daño me hicieron estos últimos dos años …. dejo atrás todo elemento tóxico y me concentro en lo importante VIVIR y concentrarme en el reencuentro con mi pequeño

Ir revisando mi vida con perspectiva de lo que para mi es importante y bajo mi lupa no la de los demás. Las constantes preguntas o críticas de quienes miden o juzgan desde su esquina no pueden medir y menos definir lo que es importante o lo que me conviene.

Luego de caer en picada emotiva y físicamente puedo decir que si he logrado tantas cosas, todo lo que he vivido, sentido, acertado y equivocadamente dicho o hecho son los designios del destino para traerme hoy aquí, en este nuevo rumbo que es solo el inicio de partida para lograr todos aquellos sueños.

De ser MUJER, de ser yo misma y no tú, no quien esta leyendo, no como una amiga o como mi mamá, ni la persona de la esquina, no lo que dice una sociedad, ni las redes sociales…. es momento de ser SIMPLEMENTE YO.

Posando picaramente a la cámara

Si tú, al igual que yo, llegaste a este número maravilloso es hora de rebelarse y mirar para atrás agradeciendo lo vivido, porque eso es lo que ha permitido que estemos aquí, con la experiencia y el criterio para continuar luchando por aquellos sueños y proyectos, y no seguir viviendo de manera automática donde nuestro entorno o sociedad toman las decisiones por nosotras.

Si llegamos a los 40 y miramos alrededor con las típicas preguntas:

– ¿Cómo llegué aquí?

-¿Esto es lo que quiero?

Y si las respuestas no nos satisfacen es momento de detenernos y re-definir la vida.

¿Vas a sentir miedo? Sí, ¿Te vas a sentir vulnerable? Sí, pero es un momento para ti. Piensa en un lienzo en blanco donde vas a crear una obra de arte, ¡tu vida! y plasma lo que decides al preguntarte: ¿Cómo quiero que sea mi vida?, ¿Cómo me quiero sentir?, ¿Cuál es el propósito?, ¿Qué hago con todo lo que ya tengo? ¿Lo uso de una forma diferente?

No tengamos miedo a sentirnos vulnerables, y no nos lastimemos ni juzguemos … porque no hemos perdido el tiempo, unos caminos van rectos con colores blancos o negros, y en mi vida entendí que el camino está lleno de curvas, subidas y bajada, y un pantone de colores maravilloso que me ha permitido saber quien soy hoy por hoy, lo valiosa que soy, lo alegre, jodida, positiva, soñadora, mal carácter, impaciente e intolerante, apasionada, organizada y desordenada, creativa, con luchas habilidades escondidas para mi misma…. este camino me ha permitido encontrarme con tantas personas increíbles, unas que permanecen a mi lado y otras a quienes les agradezco que se hayan alejado solas de mi, y otras extremadamente maravillosas que me quieren y para bien por como soy y no por quien soy o que cargo ocupo.

Y bien así doy la más calurosa bienvenida a los nuevos 20 y gracias a quienes me han acompañado y me seguirán acompañando en este recorrido.

Pero también gracias a esta súper mujer Mónica y su artículo de donde tome muchas frases y palabras para inspirarme y para completar este post Crisis de los 40

¿Mochila emocional muy pesada?

La primera vez que lo escuche me tomo mucho tiempo caer en cuenta que de verdad existe y que no era otro cliché; el agotamiento emocional puede ser una piedra que no os permita seguir avanzando y nos frene o estanque en el camino. Nuestras emociones son como verdaderas bombas de tiempo que pueden estallar en cualquier momento con consecuencias dolorosas.

El agotamiento emocional va más allá del simple estrés o la ansiedad y se presenta sobretodo en las personas que viven experiencias cargadas de un alto nivel emocional; se presenta como un desbalance entre lo que damos y recibimos, al ser personas que entregan todo lo que pueden de si mismos.

Los primeros síntomas del agotamiento

Antes de que aparezca el agotamiento emocional propiamente dicho, se presentan algunos indicios que lo anuncian.

  • Cansancio físico. Desde que abre los ojos experimenta como si fuera excesivamente arduo lo que le espera en el día.
  • Insomnio. Una persona con agotamiento emocional tiene problemas para conciliar el sueño. Siempre tiene problemas que le dan vueltas en la cabeza y hace que sea difícil conciliar el sueño.
  • Irritabilidad. Hay molestia y pérdida del autocontrol, con cierta frecuencia. La persona agotada se ve de mal humor y es demasiado sensible a cualquier crítica o gesto de desaprobación.
  • Distanciamiento afectivo. Las emociones comienzan a ser cada vez más planas. Como si en realidad no sintiera prácticamente nada.
  • Olvidos frecuentes. Se olvidan con facilidad las pequeñas cosas.
  • Dificultades para pensar. La persona siente que se confunde con facilidad.
  • Pensamientos negativos y baja motivación. Dos dimensiones que, de no controlar, nos pueden conducir a una depresión. No siente entusiasmo, ni interés por sus actividades.

Ahora la pregunta del día o la pregunta del millón, ¿ que podemos hacer?

Vale decir que tarde o temprano lo hacemos, tomamos conciencia de que «algo nos ocurre». Cierto es que no es algo fácil o que nos enseñen en casa y menos en el colegio. Sin embargo, tenemos recursos propios que todos podemos poner en práctica.

La mejor manera de superar el agotamiento emocional es, por supuesto, descansando. Hay que encontrar tiempo libre para relajarse y estar tranquilos. Las personas que se exigen demasiado pasan años sin, por ejemplo, tomar vacaciones. Esto no se debe hacer. Tarde o temprano solo conduce a la fatiga. Así que una buena idea es tomarse unos cuantos días para dedicarlos al descanso.

Otra solución es que en cada jornada debemos incluir tiempos para dedicarlos a los compromisos y también tiempos para descansar y realizar actividades que resulten gratificantes. Hay que dejar de lado las obsesiones de perfección o de cumplimiento.

Desahogar emociones es quitar peso de nuestra mochila, aligerarla, tirar esas piedras que nos impiden avanzar. Sin embargo… ¿Cómo podemos desahogar esas emociones atascadas en nuestro interior?

  • Podemos pedir ayuda profesional.
  • Hablar con compañeros de profesión, con buenos amigos o con personas en nuestra misma situación puede ayudarnos.
  • Llevar un diario también es muy catártico.
  • Realizar ejercicio, pintar, o llevar a cabo cualquier actividad que nos sea placentera nos ayudará a relativizar tensiones y emociones negativas.

Empieza hoy mismo, quitar peso de tu mochila emocional es posible.

La empatía .. 2/2

Retomando el post sobre la empatía, pero no de lo que significa ser una persona empática, más bien trata de las características de quienes somos empíricos para conocernos pero también para quienes están a nuestro alrededor nos puedan entender. .. si no has leído la primera parte de este post te dejo este link …..

6. Pueden sobreprotegerse a sí mismos en las relaciones sentimentales

Vivir en pareja puede ser complicado para una persona empática, y hasta pueden desarrollar Filofobia o manifestaciones parecidas. Evitan enamorarse de alguien para no tener que sufrir después si la cosa no va del todo bien.

Pueden sentir miedo a ser engullidos emocionalmente por su pareja. Necesitan redefinir su concepto de relación amorosa para poder tener relaciones positivas y felices.

7. Son presas fáciles para los vampiros emocionales

¿Has oído hablar de los vampiros emocionales? Son esas personas que tienen la mala costumbre de descargar toda su negatividad en otras personas, a las que “succionan” su energía para poder seguir en su espiral de fatalismo, rabia y resentimiento.

Las personas empáticas pueden sufrir especialmente los efectos de tener a un vampiro emocional cerca, puesto que son especialmente vulnerables a todos los malos sentimientos que transmiten esos individuos.

8. Se sienten muy a gusto en contacto con la naturaleza

Las obligaciones y el estrés de las rutinas diarias nos afectan a todos, pero especialmente a los hombres y mujeres empáticos. Suelen desconectar y recargar pilas cuando están rodeados de naturaleza: subiendo montañas, disfrutando de una playa soleada o simplemente paseando por un prado verde.

9. Tienen las sensaciones a flor de piel

Las personas empáticas son más sensibles en general. Pueden sentirse muy mal ante entornos ruidosos, o cuando notan que hay mucha tensión en el ambiente.

10. Son buenas personas, incluso en detrimento de su propio bienestar

Los individuos empáticos son buenas personas: tienen un gran corazón y se preocupan sinceramente por los demás. Se sienten mal cuando ven a alguien sufrir en la calle, y no pueden evitar atenderles para intentar mitigar su dolor.

Aunque es una virtud innegable, lo cierto es que las personas empáticas pueden ir demasiado lejos y obsesionarse con lidiar con los problemas de los demás, y sentirse frustradas o desconcertadas si no consiguen resolver sus problemas.